my-PAINTINGS

Ni siquiera recuerdo cuando comencé a pintar, pero recuerdo exactamente ese día cuando mi padre llegó a casa del trabajo mirándome dibujar y preguntándome: ¿podrías dibujarlo en una tela? Yo era un niño y no entendía el pedido pero me intrigaba, así que mi padre me regaló un pijama que salió de producción ese día y dibujé sobre ellos. Semanas más tarde, aunque no tenía mucho que ver con mi primer diseño, ahora que había sido perfeccionado por profesionales gráficos, vi salir de producción el primer pijama con grandes diseños en el frente. Sentí que había contribuido a ese trabajo y tal vez era un poco cierto.

Desde entonces mis dibujos me han acompañado en mi crecimiento y en mis viajes. No me gustaba escribir lo que pasaba, pero prefería dibujar lo que veía. Todavía hoy mi madre encuentra en alguna caja algunos de mis dibujos a los que reconozco que nunca me han importado especialmente.

Mi acercamiento a la pintura era bastante diferente. Inmediatamente y sin haberlo usado nunca antes, elegí el aceite. Creo que lo que había leído determinó mi elección. Me llamó la atención la materialidad resultante, la suavidad y la posibilidad de mezclar y remezclar el color durante mucho tiempo hasta llegar al tono deseado. Durante años nunca he buscado una tendencia o un personaje. Pinté todo lo que pensé que me gustaría cuando estuviera terminado.

Recientemente después de haber apreciado el brillo del spray acrílico comencé a agregarlo en mis pinturas, mezclando el noble color del óleo con el símbolo del Artista Callejero, el spray. Así nació una serie de pinturas titulada "Born Again" donde encontré las dos artes con temas familiares como uno de los personajes más famosos salidos de la pluma de Charles Dickens, y que representó durante mucho tiempo el lujo y el poder.